|   06 octubre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Usos del aloe vera para conservar tu piel.

El aloe vera, también conocido como sábila, es una de las plantas más usadas para la belleza desde la antigüedad.

¿Pero sabes realmente por qué el aloe vera es tan beneficioso para mantener la piel fresca y rejuvenecida?

Aquí te decimos algunos usos:

1.-Es un hidratante natural de la piel: Si sufres de resequedad, tu mejor opción es acudir al aloe vera en crema o gel. Con las aplicaciones comenzarás a notar cómo el aspecto de tu piel va cambiando a fresco y lozano, además de ser una opción eficaz y es muy económica a la vez.

2.-Ayuda a prevenir y disimular las estrías: Esta antiestética apariencia puede mejorar considerablemente con la aplicación de esta planta, porque aporta elasticidad y firmeza para nutrir la piel.

3.-Regenera los tejidos de la piel: Es conocida por esta poderosa capacidad que estimula y fortalece las fibras del colágeno y elastina, ayudando a frenar el envejecimiento de la piel, atenuar las arrugas y evitar la aparición de nuevas en el rostro.

4.-Combate el acné: El aloe vera cuenta con propiedades antibacterianas que la convierten en el mejor ingrediente natural para combatir la desagradable apariencia del acné. Además funciona para reducir la irritación e inflamación de la piel, ampollas, cicatrices y todos los signos derivados del acné, así como también los ocasionados por las quemaduras del sol.

Ahora que ya conoces algunos de los beneficios de esta poderosa planta, te invitamos a realizar un gel muy sencillo que te será de gran utilidad tenerlo en casa, porque podrás hidratar tu piel, limpiar heridas, aliviar quemaduras, entre otras dolencias que puedan aparecer.

Gel de Aloe Vera
Ingredientes
Un puñado de hojas de aloe vera.
Medio litro de aceite de oliva virgen.
1 botella con capacidad para medio litro o más.

Elaboración
Corta en trocitos muy pequeños las hojas de aloe vera (previamente cortarles los bordes que pinchan) e introdúcelos en la botella. Añade el aceite de oliva, cierra y deja macerar por mes y medio. Pasado este tiempo, cuela el aceite para eliminar las hojas, y guárdalo de nuevo en la botella, preferiblemente con tapa de rosca o cierre hermético.

Si vas aplicar el gel para embellecer la piel, colócalo en la zona deseada dos veces por semana, preferiblemente después del baño. Si es para tratar problemas de acné úsalo sobre la parte afectada dos veces al día (mañana y noche).

Esperamos te sean útiles la próxima vez que veas unas hojas de sábila y no sepas en qué usarlas.