|   05 septiembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Tentempiés calóricos que debes evitar.

Has tenido una mañana de locos y cuando llegan las 12, estás hambrienta. Así que antes de seguir saturando tu cuerpo con calorías vacías, conoce cuáles son los algunos refrigerios que debes evitar para alcanzar y preservar un peso saludable.

1.-Hamburguesa con papas fritas: Son deliciosas, sí; pero, si en verdad anhelas disfrutar de un cuerpo saludables, tendrás que comerlas de vez en cuando. Y es que una hamburguesa mediana con queso y panceta puede llegar a aportar tanto como 1.600 calorías. ¡Y ni te digo si le sumas papas fritas!

2.-Pizza: La mayoría de ellas están cubiertas con quesos muy grasosos. Esto hace que una sola porción pueda llegar a contener 500 calorías. Si todos comiéramos tan solo una, la carga calórica que estaríamos ingiriendo no sería nada del otro mundo. Ahora bien, se estima que una persona promedio come 3 o 4 porciones, lo que equivale a 2.000 calorías, te recomendamos que la próxima vez que ordenes una la pidas sin queso o en su versión vegetariana. ¡Estas son opciones mucho más saludables!

3.-Sopa cremosa: No te dejes engañar: “sopa” no siempre es sinónimo de “sano”. Muchos restaurantes suelen servir sopas saturadas de crema doble y otro tipo de grasas. Estas suelen ser también muy ricas en sodio. Si estás tratando de bajar algunos kilitos, te recomendamos que bebas sopa de caldo. Esta es mucho más nutritiva y no posee tantas calorías.

4.-Arroz con salsa picante: Ten esto siempre presente: la porción de arroz que te sirven en un restaurante suele ser 3 veces más grande de la que deberías comer. Asimismo, la salsa picante con la que tiende a venir acompañada contiene cantidades impresionantes de sal y crema. Estos ingredientes la tornan muy adictiva y te impulsan a comer mucho más de lo necesario.

5.-Algunas ensaladas: Aunque te cueste creer, las ensaladas pueden llegar a ser más calóricas que una hamburguesa. Solo es cuestión de agregarle aderezos, pedacitos de pan… Esto significa que, si te estás cuidando, deberás abstenerte de probar estos ingredientes. En su lugar, te recomendamos que condimentes tus vegetales con aceite de oliva, jugo de limón o vinagre.

Si evitas cargar tu organismo con estas alternativas, no solo te ahorrarás unas cuantas calorías, sino que te sentirás más alegre y vital. ¡Cuídate! Nadie lo hará tan bien como tú.