|   04 septiembre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Los micronutrientes que fortalecen el pelo.

La alimentación puede ser la causa de la pérdida de cabello. Claves de una dieta completa y tratamientos locales de nutrición.

Un pelo sano no solo es cuestión de tratamientos cosméticos: es vital que reciba los nutrientes para crecer sano y fuerte, ya sea mediante la alimentación o productos especiales, de ser necesario.

Para que la dieta sea adecuada y completa, tiene que existir equilibrio en los micronutrientes: vitaminas, minerales y electrolitos. Dentro de estos últimos son importantes el zinc y el cromo, ya que intervienen en varios procesos bioquímicos del organismo.

La deficiencia de zinc puede originarse en la elección de una dieta hipocalórica, un déficit en absorción intestinal, la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas o el consumo de ciertos medicamentos como los diuréticos y cuando los niveles de zinc en sangre son inferiores a los normales, esta puede ser la causa que una persona tenga su cabello seco y quebradizo, lo que acelera su caída precoz.

El déficit de cromo, por otra parte, puede causar trastornos en el metabolismo de los glúcidos y grasas, alterando los niveles de glucosa y colesterol sanguíneos.

La asociación de biotina y ácido fólico es necesaria para el metabolismo de los tejidos que tienen células de multiplicación rápida, como es el caso de las membranas: el cabello, la piel y las uñas. Para las personas que siguen una dieta saludable, la deficiencia de biotina es rara. Además de absorberla a través de las comidas, la biotina se genera por las bacterias saprófitas intestinales y se halla en los huevos, el hígado y los cereales.

El ácido fólico, además de participar en la multiplicación celular de las células epidérmicas y del bulbo piloso, actúa en la formación de leucocitos y eritrocitos y en la síntesis de diversos neurotransmisores. Se encuentra en las hortalizas, verduras de hoja verde, legumbres y frutas.

Los tratamientos locales con micronutrientes contienen distintas vitaminas, minerales y aminoácidos que frenan la caída y fortalecen la textura del pelo, otorgándole más grosor, firmeza y volumen al mismo. Se realiza en sesiones de 10 o 20 minutos. Se completa el tratamiento con un shampoo de cuidado diario apto para el tipo de pelo del paciente. Está indicado en personas con cabellos débiles, quebradizos, con superficies de cuero cabelludo visibles a trasluz, las típicas que se acentúan con la luz frontal y el pelo mojado. Habitualmente suelen tener pelo fino en las primeras líneas de las entradas como así también en la coronilla.

Dentro de los micronutrientes los más importantes encontramos la Vitamina A, Vitamina B, biotina, Vitamina C, cobre, hierro, zinc y cromo. Dentro de los macronutrientes, los más importantes son las proteínas. Y un último consejo: es importante caminar por lo menos 30 minutos diarios, evitar el tabaco y el alcohol para tener el pelo más fuerte y sano.