|   06 noviembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Piernas y vientre más firmes con los siguientes ejercicios.

Te lo mostraremos en dos partes

1- Vientre plano: algunas personas tienen el estómago tan abultado como el vientre. La causa puede ser una acumulación de grasa o de gases. Para conseguirlo hay que realizar una serie de ejercicios, Si además complementas estos movimientos con masajes adecuados y una buena dieta, los resultados serán más rápidos.
-EN DOS TIEMPOS: estirada en el suelo, levanta el tronco a la vez que doblas las rodillas y apoyas las manos en el suelo. Después eleva las piernas rectas manteniendo la posición unos segundos. Haz ocho repeticiones.
-DOBLA Y EXTIENDE: sentada apoyando las manos y los antebrazos en el suelo, flexiona las rodillas hasta que toquen la nariz. Despliega las piernas hasta que queden rectas y estiradas. Haz 10 repeticiones.
-HACIA ARRIBA: siéntate con las rodillas abrazadas, los talones levantados y la espalda bien erguida. Estira las piernas y deja los brazos en alto, procurando mantener el equilibrio. Vuelve a la posición inicial y repite unas 10 ó 15 veces.
-SENTADA: con las rodillas dobladas y los brazos en cruz, eleva el tronco hasta quedarte sentada, pero sin que los pies toquen el suelo. Mantén la posición unos segundos y relájate. Repite 8 veces.
-HACIA ATRÁS: colocada en el suelo boca arriba y con las piernas flexionadas, elévalas hasta que las rodillas toquen tu nariz. Mantén la posición unos segundos y luego extiéndelas hacia atrás hasta tocar el suelo. Vuelve a la posición inicial. Repite 10 veces.

2-Piernas firmes y bonitas: muchas mujeres tienen problemas de retención de líquidos, flacidez, celulitis e incluso sobrepeso. Todo esto hace que las piernas pierdan su forma y se vean mal.

Pero con un poco de ejercicio específico para esta zona, una dieta sana y equilibrada, lo conseguirás.

Estos ejercicios están pensados para tonificar la musculatura de los muslos:
• De pie, con las piernas separadas a la altura de los hombros, ve bajando con la espalda recta y los brazos estirados para equilibrarte hasta que tus piernas formen un ángulo de 90º.
• Adelanta una pierna y mantén la otra un poco hacia atrás, flexiona la primera hasta que forme un ángulo de 90º y vuelve lentamente a la posición original. Repite 10 veces y cambia de pierna.
• Tumbada de costado y con las piernas estiradas, eleva un poco la que está en la parte superior, mantén la posición unos segundos y relájate. Repite 10 veces con cada una.
• Un ejercicio muy sencillo que puedes hacer mientras estás en el trabajo es contraer los músculos de los muslos. Este sencillo gesto contribuirá a la tonificación.

Si pasas muchas horas sentada delante de una computadora, es uno de los peores enemigos de esta parte de nuestro cuerpo ya que tienes tendencia a retener líquidos por lo que se recomienda hacer ejercicio físico ya que contribuirá a mejorar tu circulación y a tonificar los músculos.

Haciendo ejercicio desaparecerá la sensación de pesadez de piernas, que se debe a la inactividad y te sentirás más relajada. Evitarás problemas de acumulación de líquidos en los muslos o, como mínimo, ayudarás a que mejore la situación.