|   05 septiembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Cuáles son los beneficios del jabón de azufre.

El jabón de azufre es uno de los más recomendados por los dermatólogos para luchar contra el acné y los puntos negros. Gracias al azufre, un polvo amarillento de fuerte olor que tiene acción antiinflamatoria, astringente, desintoxicante y desinfectante. Aquí verás todos sus beneficios uno a uno.

Acné: Es uno de los problemas más comunes de la pubertad. En esta etapa hay aumento de actividad hormonal que provoca una acumulación de sebo y bacterias que inflaman los folículos de la piel. La grasa no puede salir a través de los poros y se producen los famosos puntos negros. Como comentábamos, el jabón de azufre es uno de los jabones más usados para pieles grasas, sobre todo en la zona T (frente, nariz y barbilla). Por eso es recomendable lavarse cada día la cara con este jabón para que ayude a secar la piel. Además es recomendable utilizarlo junto a un producto que ayude a desobstruir los poros.

Psoriasis: Es una enfermedad crónica que está ligada a una alteración del sistema inmunitario y que se manifiesta por la formación de escamas en la piel, sobre todo en el cuero cabelludo, rodillas, codos, manos y espalda. El azufre tiene acción desinfectante y eso ayuda a eliminar las bacterias y reducir la formación de pus. Incluso hace que la piel descamada se recupere gracias a sus propiedades sebo-reguladoras

Dermatitis seborreica: Es una inflamación de la piel y del cuero cabelludo que da lugar a una descamación de la piel. Si se utiliza jabón de azufre cada dos días en la fase aguda, se consigue mejorar el aspecto de la piel. Una vez haya aminorado esta fase es recomendable usarlo solo una vez a
la semana para no resecar mucho la piel.

El jabón de azufre lo puede usar casi todo el mundo, ya que sirve tanto para pieles grasas como mixtas, aunque no es recomendable para personas que tengan la piel seca. Hay que tener en cuenta que este jabón actúa eliminando la grasa de la epidermis así que si se utiliza demasiado o cuando no es necesario puede resecar tanto que pase a ser un problema en vez de una ayuda.De hecho, es recomendable usarlo tan solo una vez al día; en casos severos, como máximo mañana y noche. Y lo ideal para que sea más eficaz es que antes te dilates los poros con vapor de agua. Luego te lavas la cara con este jabón de la forma habitual pero dejando que actúe durante un minuto antes de quitártelo con agua.

Se puede encontrar en cualquier perfumería, farmacia o herbolario.