|   05 septiembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Cómo tratar la artritis con remedios naturales.

La artritis es una enfermedad que consiste en la inflamación de las articulaciones y puede afectar a personas de cualquier edad. Existen muchas variantes de esta enfermedad, entre las que destacan la artritis reumatoide, la gota, la osteoartritis y la tendinitis.

Así pues, las articulaciones más afectadas suelen ser las de las rodillas, dedos de los pies, de las manos, muñecas, codos y hombros. En caso de sufrir alguno de estos tipos de artritis, el médico iniciará un tratamiento basado en medicamentos y ejercicios, pero, si lo prefieres, puedes complementar el tratamiento con remedios caseros para aliviar el dolor.

El agua del mar es altamente beneficiosa para las personas que sufren artritis debido al yodo que contiene. Si no puedes ir a la playa porque hace frío o vives lejos, puedes preparar un baño con agua caliente y una taza de sal, verás como te alivia el dolor en poco tiempo.
Incluir alimentos ricos en omega 3, como la linaza, en la dieta, además de frutas, verduras, cereales, granos y semillas, ajo, cerezas entre otros, ayudan a reducir la inflamación. Intenta comer tres dientes de ajo al día, varias cerezas e incluir las semillas de linaza molidas en tus platos, como las ensaladas.

Otro remedio natural el perejil, calentando un litro de agua y tres o cuatro cucharadas de perejil, cuando hierva retírala del fuego y déjalo enfriar durante 20 minutos, más o menos. Pasado el tiempo, cuela el agua y resérvala en una botella de plástico. Deberás tomar media taza de esta agua de perejil antes de cada comida

En la línea de la alimentación, los jugos vegetales, como zanahoria, berro, nabo, espinaca o remolacha, son un remedio natural muy efectivo para las personas con artritis, en especial el apio ya que gracias a sus propiedades diuréticas, desintoxicantes, depurativas y capacidad para reducir la presión arterial, entre otras, supone uno de los mejores remedios caseros. Prepara jugos de apio y verás como el dolor disminuye.

La manzanilla es una de las plantas más beneficiosas sobre todo cuando se producen inflamaciones notables, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Prepara una loción con ella y untarla en las partes afectadas por la enfermedad. Así, toma 100g de manzanilla y mézclalo con 250 ml de germen de trigo, tapa el recipiente y déjalo macerar durante 15 días en un lugar cerrado y oscuro, pero libre de humedad. Pasados los días, ya puedes colarlo y utilizarlo a modo de crema.

El té de corteza de sauce y harpagofito (antiinflamatorio natural), son un remedio natural muy efectivo y para hacerlo, pon a hervir 1/4 de litro de agua y añade tres cucharadas de corteza de sauce y tres de harpagofito. Deja que hierva durante 10 minutos y retíralo del fuego. Luego, deja que repose un poco, cuélalo y ya tienes tu té hecho.

Pon a prueba todos estos remedios naturales para tratar la artritis y aliviar el dolor, siempre como complemento de la medicación y ejercicio físico.