|   06 octubre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Belleza con agua oxigenada.

El agua oxigenada es uno de aquellos artículos que no pueden faltar nunca en nuestro botiquín de primero auxilios y tampoco en tu neceser de belleza. Sus propiedades antibacterianas y blanqueantes pueden resultarnos muy útiles si queremos aclarar la piel o blanquear los dientes.

Aquí queremos mostrarte sus múltiples beneficios.

El acné
Primero deberás lavarte la a profundidad con la ayuda de un limpiador de piel, después podrás aplicarte el agua oxigenada con la ayuda de un algodón en las zonas con puntos negros y/o espinillas. Puede ser un producto irritante que reseque tu piel, por lo que es recomendable que no te apliques el producto por todo el rostro, sólo debes ponerlo sobre los puntos con acné.

Aclara el cabello
Deberás mezclar media taza de agua y media taza de agua oxigenada en una botella y con el cabello húmedo, rocías tu pelo con esta mezcla. Si lo expones durante 30 minutos al sol, el tono de tu cabello se aclarará y tendrá reflejos muy naturales. Debes de tener en cuenta que el agua oxigenada puede quemar el cabello, por lo que no es recomendable usarlo para teñirte el pelo.

Una piel más clara
Antes de llevarlo a cabo es recomendable que hagas una prueba de alergia antes hacerlo. Lo primero es limpiar la zona de la piel que quieres aclarar con un exfoliante; a continuación, deberás humedecer el agua oxigenada con un algodón y aplicártelo por las zonas que quieres aclarar. Deja actuar durante 20 minutos y después, enjuaga tu piel con abundante agua.

Dientes más blancos
Sus efectos blanqueantes también pueden usarse para blanquear los dientes. Lo único que deberás hacer es enjuagar la boca con agua oxigenada durante 30 segundos sin lavarte los dientes después. Se recomienda que primero te laves los dientes y que sea antes de dormir una vez por semana ya que puede resultar tóxico.

Blanquear las uñas
Para hacerlo tan sólo necesitamos una cucharada de agua oxigenada y 1/4 de litro de agua normal. Lo primero que debes hacer es calentar el agua sin que llegue a hervir y echarle el agua oxigenada; a continuación introduce las uñas en esta mezcla y déjalas en remojo durante 10 minutos. Si lo repites a diario verás como tus uñas empiezan a lucir con un esmalte más blanco y brillante.