|   05 septiembre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Alimentos que nunca debes refrigerar.

Colocar la comida en el refrigerador nos proporciona cierta seguridad, pensamos que al hacerlo mantenemos su integridad y así es; sin embargo, hay alimentos que nunca debes refrigerar, no porque se conviertan en nocivos, sino porque estarás alterando su sabor y textura natural.

1. Aceite.
Si lo haces, se convertirá en una sustancia espesa y difícil de mezclar o utilizar; en caso de que por algún motivo lo hayas hecho, puedes solucionarlo colocándolo en el microondas apenas unos segundos.

2. Café.
La recomendación viene a raíz de que el café húmedo no tendrá igual sabor que el que puedas obtener del frasco o paquete totalmente seco y suelto; por otra parte, al refrigerarlo corres el riesgo de que este absorba los olores de tu refrigerador, con lo cual hará un perfecto trabajo de limpieza, pero quedará inutilizado a la hora de preparar un café con sabor agradable.

3. Tomates.
Cuando los guardas en el frío tienden a formarse cristales en la pulpa, quedando con una textura similar a la arena. Por eso, mejor evítalo.

4. Cebollas.
El problema de hacerlo es que se ablandan rápidamente, además de que sus capas exteriores comienzan a deshidratarse. Tampoco es una buena idea si no quieres que tu refrigerador esté impregnado de su fuerte olor.

5. Papas.
Si quieres preparar un plato con papas en condiciones, olvídate de refrigerarlas; si lo haces su textura parecerá corcho y su sabor no será igual.

6. Miel.
A menos que desees que este alimento tenga una contextura espesa y similar a la arena, es mejor que la mantengas fuera del refrigerador; de lo contrario, nunca estará en su versión liquida original.

7. Melón.
Si deseas que su poder antioxidante quede intacto, entonces no lo guardes en el refrigerador mientras no esté abierto; una vez cortado, mejor refrigerado.

8. Hierbas frescas.
Para hacerlo tienes dos motivos: el primero es que, cuando las guardas en el frío, se secan rápidamente; y el segundo porque, al igual que el café absorberán todos los olores.