|   04 noviembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Los beneficios del Yoga para la piel.

Si te dan pánico las agujas, pasar por el quirófano, tratamientos estéticos y demás, no hay problema porque ahora hay tratamientos no invasivos, sin dolor, que se pueden prevenir o mejorar con ejercicio físico. Concretamente con el yoga y se ha podido comprobar que mejora las arrugas.

Tan fácil como realizar yoga. Mover los hombros, moverlos hacia adelante y hacia atrás. Como ya se sabe, en el yoga no se deben realizar ejercicios bruscos, rápidos. Hay que hacerlos bien para no causarnos lesiones. Lo importante y beneficioso de los ejercicios, es que son muy útiles para las articulaciones, los huesos, la espalda y para cualquier persona.

Los movimientos más repetitivos serán con los brazos, los hombros… por eso decimos que aportan muchísima flexibilidad en la columna vertebral y viene bien para todas las edades, siempre que no se tengan lesiones y se puedan hacer. Cuando se van realizando los ejercicios con frecuencia, se empieza a notar una sensación de bienestar. Va muy bien para quienes trabajan muchas horas sentados en una silla o de pie, que es cuando más se carga la espalda, los hombros, las cervicales…

Los ejercicios basta que sean de estiramientos, no hacen falta complicaciones, ni exageraciones. Se deben notar los músculos tensos, como se nota esa descarga, esa sensación de bienestar, relajación, flexibilidad.

Algunos de los ejercicios puede ser el balanceo, dejar “caer” la cintura hacia adelante, hacia el lateral izquierdo, el derecho… intentar tocar el suelo con las manos (como si se intentara gatear) y después reincorporarse.

Otro ejercicio es estar de pie estirar los brazos hacia arriba y estirarlos con las puntas de los dedos lo más tensos posibles. Que se note el “estiramiento”. Después se dejan caer y repetimos.