|   05 noviembre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Flores comestibles para tu salud.

Las flores han sido muy utilizadas tanto para la ornamentación como para la medicina natural, pero también para la alimentación, ya que existen muchas variedades de flores comestibles con varios beneficios para la salud.

Si bien probablemente todos hayamos comido flores alguna vez (pues el brócoli o coliflor también son flores), a continuación te diremos una breve lista con flores que probablemente tengas en tu jardín, o las hayas utilizado para decorar tu casa.

Rosa: Considerada muchas veces la reina de las flores, además de bonita y muy perfumada, constituye un apetitoso bocado, especialmente si se la prepara en jaleas o confitadas. Además se las prepara en bebidas medicinales, aportando al organismo un rico contenido en antioxidantes, propiedades astringentes y vitamina C, que, entre otras cosas, pueden ayudar a prevenir el cáncer y problemas cardiovasculares.

Para su consumo, se recomienda utilizar las variedades de rosa más oscuras, ya que son las que presentan un sabor dulce mucho más intenso y perfumado.

Lavanda: Sus pétalos son especialmente indicados para utilizar a modo de “condimento” de varios platos, especialmente en postres y repostería. Por ello, además de estar aportando un sabor dulce muy particular, se estará ingiriendo un conjunto nutritivo compuesto por calcio, vitamina A y C, hierro, grasas, calorías y carbohidratos.

Caléndula: Los pétalos conforman un sustituto ideal del azafrán para utilizar en ensaladas o guisados una vez que estén secos y pulverizados. En cuanto a sus beneficios para la salud, los mismos difieren según la variedad de caléndula que se trate, ya que mientras las caléndulas amarillas resultan beneficiosas para la salud ocular debido a su contenido en luteína, las caléndulas naranjas lo son para prevenir el cáncer por su aporte de licopeno.

Flor de Calabaza: Es un vegetal que crece de forma muy fácil y no requiere de mayores cuidados, por lo que no resultaría difícil que la cultives en tu jardín, con lo cual, además de aprovechar esta nutritiva verdura, podrás disfrutar de sus apetitosas flores. Puedes prepararlas de forma frita y rellenarlas con queso, o utilizarlas para preparar salsas. La flor de calabaza estaría aportado a tu dieta proteínas, hidratos de carbono y calorías principalmente.

Violetas: Muy utilizadas de forma caramelizada en postres, también pueden utilizarse para acompañar ensaladas y guarniciones, resultando beneficiosas para fortalecer el cabello y tratar afecciones respiratorias y de la garganta.

Pero antes de consumir cualquiera de estas flores comestibles, asegúrate de que en verdad se trata de la flor que deseas y de que la misma fue cultivada de forma orgánica o exclusivamente destinada para la alimentación, ya que la flores ornamentales suelen estar impregnadas con agroquímicos y pesticidas que podrían resultar perjudiciales para tu salud.