|   05 diciembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Exfoliante natural a base de cereales.

Una de las cosas que más puede llegar a afear nuestra piel son los temidos puntos negros, que no dejan de ser poros abiertos en los cuales penetra la suciedad. Algo esencial para luchar contra ellos es exfoliar nuestra piel de la manera adecuada. Pero además, la exfoliación sirve para deshacernos de la piel muerta o de los pelos encarnados. Vamos a ver cómo hacer un exfoliante natural a base de cereales.

Ingredientes:

  • Harina de semillas de sésamo negro
  • Harina de avena
  • Frijol negro
  • Harina de garbanzo amarillo
  • Harina de frijol
  • Harina de arroz
  • Leche o agua de rosas
  • Recipiente para mezclar

Cómo hacer el exfoliante para rostro y cuerpo

Basta con poner la harina de semillas de sésamo negro en un tazón. Después añadir la harina de frijol, que dependiendo de la zona a exfoliar usaremos granos más grandes o pequeños; por ejemplo, para codos o pies, mejor grandes y para el rostro, finos.

A continuación, incorporamos la avena, que es muy útil para deshacernos de la piel muerta y además nos aclara la piel, lo que contribuye a que tenga un mejor aspecto. Incorporamos frijol negro, la harina de garbanzo amarillo y la harina de arroz. Ahora tenemos que mezclar bien todos los ingredientes, ya que tienen diferente densidad, con ayuda del agua de rosas.

Si tenemos la piel seca podemos sustituir el agua de rosas por yogur o leche y miel. Pero si es una piel grasa, usemos solo el agua de rosas. Tiene que quedarnos una masa espesa y uniforme.

Ahora ya tenemos listo nuestro exfoliante que nos va a servir para:

  • Eliminar toda la piel muerta.
  • Nutre nuestra piel y le da brillo.
  • Soluciona el problema de los vellos encarnados.
  • Nos proporciona una limpieza completa de todo nuestro cuerpo.
  • Tendremos un tono más uniforme.

En pocas semanas, utilizando este exfoliante natural veremos cómo nuestra piel luce mucho mejor. También tiene la ventaja de que no nos va a causar ningún efecto secundario, además de que es mucho más económico que los exfoliantes químicos que compremos. Así que si queremos tener todas estas ventajas, compremos los ingredientes y pongámonos manos a la obra.