|   05 septiembre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

El Polen para desintoxicar tu cuerpo.

¿Sabías que el polen es rico en vitaminas y hierro? Este polvo contiene antibióticos naturales que mantienen tu cuerpo libre de enfermedades y de bacterias; además, es un buen complemento para bajar de peso y mejorar tu digestión.

Contiene en general proteínas, carbohidratos, enzimas, vitaminas y las abejas lo emplean como alimento indispensable para su vida, el ser humano ha encontrado en él beneficios hacia su alimentación ya que sus propiedades son como un don que nos ha dado la naturaleza para llevar una vida más dinámica

Te sirve como complemento alimenticio para prevenir anemia y equilibrar las funciones químicas del organismo, así como combatir la fatiga mental, abrir el apetito y bajar la presión arterial.

Se compone de proteínas, vitaminas A, B y C, así como de minerales, enzimas y otras sustancias que mejoran tu salud y también la pueden consumir personas de cualquier edad e incluso para pacientes con diabetes, ya que es bajo en azúcares.

Su consumo regular te fortalece el sistema circulatorio, te aumenta los glóbulos rojos y te reduce la formación de colesterol, la fatiga ocular, el insomnio, la depresión, los síntomas de la gripe, las infecciones urinarias y te ayuda a recuperar el deseo sexual.

Además, al regular tu metabolismo te ayuda a bajar de peso, a desintoxicar tu cuerpo, así como a prevenir la diarrea y el estreñimiento.

El sabor del polen no tiene porque gustar a todo el mundo, y si no te gusta masticarlo o tragarlo con un poquito de agua, lo puedes disolver en jugo de naranja o en leche y añádele un poco de miel; también puedes tomarlo con mermeladas o yogur, en dosis de una a tres cucharaditas en adultos y de una a dos en niños. Su asimilación será mucho mejor si lo dejas “remojar” antes de ingerirlo por espacio de unos 10 minutos.

Se te recomienda ingerirlo antes del desayuno para aprovechar sus beneficios durante el día. Consérvalo en un lugar fresco y seco. Complementa tu alimentación con otros productos como la miel.