|   05 octubre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Desintoxica tu cuerpo con las siguientes bebidas.

Seguramente tienes acumuladas cantidad de toxinas, aunque no puedas verlas, ellas se están encargando de realizar verdaderos estragos en tu cuerpo. Para empezar, están obstaculizando el correcto funcionamiento de tu organismo y como si esto fuera poco, te están impidiendo bajar esos kilos que tanto anhelas perder.

Entonces, ¿qué te parece si comienzas tu día con una de estas bebidas desintoxicantes? Que te ayudarán a eliminar las toxinas de tu cuerpo y le aportarán una gran variedad de vitaminas y minerales.

#1 Piña y mango: Este recargará tu cuerpo de vitaminas y minerales y lo beneficiará con sus poderosas propiedades antioxidantes. Estas protegerán a tu organismo de los daños que continuamente ejercen los radicales libres y consiguientemente, rejuvenecerá tu aspecto. Una vez que hayas incorporado este batido a tus mañanas, ¡te habrás quitado varios años de encima!

#2 Hojas verdes: Consiste en licuar las variedades de hojas verdes que más te apetezcan pueden ser de col, espinaca, etc… Estas se encargarán de mantener a tu cuerpo bien hidratado y esto es clave para una desintoxicación efectiva y una piel radiante.

#3 Té verde: Ha sido reconocido en un sinnúmero de culturas por sus increíbles beneficios para la salud. Así que bébelo solo o con el cítrico que más te agrade. De este modo, acelerarás el ritmo de tu metabolismo, aumentarás tu ingesta de potasio, fibra y potenciarás el proceso de desintoxicación.

#4 Sandía: Solo deberás mezclar 2 rebanadas de sandía, 1 limón, un par de hojas de menta y agua fresca. Esta bebida no solo te permitirá liberarte de esas odiosas toxinas, sino que también favorecerá el funcionamiento de tu hígado y tus riñones.

#5 Limón: La limonada es una gran aliada de la desintoxicación del organismo (sobre todo, si se bebe caliente). Así que exprime medio limón en 2 tazas de agua tibia y bébelo antes de desayunar. Si andas corta de tiempo, siempre tienes la posibilidad de preparar la limonada por la noche, de modo que por la mañana solo tengas que calentarla unos minutos.

Cualquiera sea la bebida que elijas, debes tener presente que sus efectos no se manifiestan de la noche a la mañana. Por este motivo, es fundamental que tengas paciencia y constancia. ¡Valdrá la pena!