|   05 septiembre , 2014  |   Por: Tecnología Sparklabs Regresar al blog

Consejos para elegir hierbas y especias.

Las hierbas y especias que utilizas en la cocina diaria son los complementos ideales para tus platillos.

Para que las hierbas se conserven por más tiempo hay que cómpralas frescas y consérvalas enteras en el refrigerador. No las laves ni las muelas hasta que no las consumas, cuando las compres, envuélvelas en un papel húmedo y guarda el paquete en una bolsa de plástico, luego mételo en el refrigerador hasta que las vayas a utilizar. De este modo, las hierbas aromáticas frescas se conservarán durante varios días.

También puedes aprovechar algunas de estas hierbas para preparar aceites y vinagres aromatizados, sólo tienes que agregar al líquido unas ramitas secas y dejarlas macerar en un lugar fresco. Ten en cuenta que con el aceite de oliva virgen extra combinan bien el hinojo, el tomillo, la albahaca con ajo, la pimienta en grano y el laurel. También será una buena elección un vinagre aromatizado con estragón, romero, menta o tomillo.

Hay cuatro categorías:
– Las de base
– Suaves y dulces
– Fuertes y ásperas
– Especias de relleno

Las hierbas y especias de base son las que se complementan a la perfección con vegetales, legumbres y tubérculos, sopas y cremas , granos (arroz, lentejas) y son las elegidas para condimentar rellenos de cocción prolongada.

El grupo de las suaves y dulces, son ideales para que complementes preparaciones dulces, como postres, sopas dulces, y algunas ensaladas. Este grupo incluye el anís y sus derivados, hinojo, eneldo, canela, cardamomo y la vainilla.

El de las fuertes y ásperas, te resultan esenciales para realzar el sabor de platos como diversas carnes, verduras horneadas, o también arroces y preparados de legumbres y otros granos.

Por último, tenemos a las especias de relleno, que logran exaltar el sabor de todo tipo de platos, cuando las utilizas en su justa medida y combinación, las más utilizadas son el clavo de olor, jengibre, hinojo, y el cardamomo.

Debemos saber que las hierbas y especias deben ser utilizadas en cantidades relativamente pequeñas, de modo que complementen el sabor de tu plato, sin restarle protagonismo.

Cómo puedes utilizarlas:
• Orégano: pastas, arroz, pizzas.
• Albahaca: maíz, tomate, habas, poros.
• Hierbabuena: habas, alubias, caracoles.
• Laurel: platos de tomate, champiñones, setas y carnes.
• Mejorana: pescado a la cazuela.
• Tomillo: pescado al horno.
• Perejil o cilantro frescos: para las ensaladas y salsas.
• Eneldo: para ensaladas de pepinos, jugo de tomate.
• Hinojo: en semillas para las legumbres secas en general.
• Cominos: guisantes, legumbres frescas, gazpacho.
• Clavo: asados de carne, introducido en una cebolla entera para cocer los garbanzos.
• Nuez moscada: en postres de leche y cremas de verduras.
• Canela: para postres y helados.