|   05 octubre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Consejos fáciles para mejorar tu alimentación.

No dejes que la ansiedad se apodere de ti; cambiar la dieta te llevará algo de tiempo y un poco más de determinación. Pero, puedes hacerlo con estos pasos que tienes que dar.

#1 Desayuna: Todo el mundo sabe que es la comida más importante del día. Esta es la que activará tu metabolismo y determinará su funcionamiento por el resto del día. Eso sí, no cargues de calorías vacías a tu organismo; saborea tus mañanas con frutas, cereales, granos y productos lácteos.

#2 Cuídate de los enlatados: Pueden llegar a contener entre 6 y 8 veces más de sal que sus versiones frescas. Por eso, es recomendable que los cueles y los enjuagues antes de comerlos. De esta manera, podrás deshacerte de una buena cantidad de sodio y de todas las enfermedades que su consumo excesivo provoca.

#3 Toma más agua:  Ten presente que, para cumplir con este objetivo, también puedes acudir a bebidas como el té o el café, a bebidas como la limonada y ¡a las frutas!

#4 Limita los refrescos: Contienen calorías, así que si deseas restringir tu consumo de calorías vacías, limitar la ingesta de refrescos puede ser una excelente opción. Regálate una copa de vino o un vaso de tu refresco preferido como máximo una vez al día.

Estas son nuestras propuestas para que mejores tu alimentación.