|   05 noviembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Conoce las 5 frutas que mejor se digieren.

Suele ocurrir que muchas personas comen vegetales con el convencimiento de que están incorporando un alimento saludable a su dieta habitual; si bien en cierta forma lo es, ya que no contiene grasas ni azucares artificiales, puede ser que determinadas verduras o frutas resulten indigestas, sobre todo para quienes sufren de intestino irritable, por lo que descubrir las mejores opciones te llevará a evitar malestares.

  1. Papaya

Vitamina A, K y ácido fólico, junto a la enzima papaína, están presentes en la papaya, una fruta muy digestiva que es aconsejable comer incluso a modo de postre, según algunos nutricionistas. Esto es debido a que tiene el poder de descomponer las proteínas, favoreciendo la digestión.

  1. Plátanos o banana

Es un comodín ideal para comer en cualquier sitio y lugar; además, gracias al potasio magnesio, minerales, vitaminas del complejo B y vitamina C que contiene, es muy buena para cuando se tiene afecciones como la diarrea o vómitos.

Es importante tener en cuenta que un plátano maduro será más rico en antioxidantes que uno amarillo o verde y también más digestivo.

  1. Melones frescos y dulces

Esta fruta es rica en agua y en vitaminas A y C, potasio, fibra dietética y antioxidantes, no importa cuál sea su variedad, todas contienen lo mismo. Su pulpa fresca, ligera y suave la hace la mejor compañera para combinarla con otras frutas, yogur o como ingrediente en batidos. Siempre hay que comerlos maduros y el truco para saber si están aptos es intentar hundir un dedo en el extremo del melón, si se hunde demasiado está pasado, pero si apenas lo hace es porque está en su punto.

  1. Sandía para todos

Fruta con increíble cantidad de agua, que puede ser consumida todo el año aunque apetece más en verano. Contiene antioxidantes y beta caroteno, vitaminas A y C y también un poco de potasio. Viene muy bien para aportar vitaminas a nuestro cuerpo cuando estamos pasando por ciertas deficiencias. Al ser prácticamente pura agua, se digiere muy fácilmente.

  1. Frutas fibrosas

La fibra es imprescindible para que el tránsito intestinal sea normal; por eso, recurrir a frutas como la manzana o la pera es muy recomendable para el sistema digestivo, ya que por ejemplo, la primera contiene 4,4 gramos y la manzana tiene 5,5 gramos de fibra. Pero no hay que olvidar que la mayor parte se concentra en su piel, así es que conviene compararlas orgánicas para lavarlas y comerlas enteras.

Si comes estas frutas te beneficiarás de todas las vitaminas y minerales que le aportarán a tu organismo sin correr el riesgo de aumentar de peso. La mejor hora para comerlas es al levantarte por la mañana, con el estómago vacío.