|   04 noviembre , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Cómo cuidar la piel durante el otoño.

El otoño ya llegó, el frío, los fuertes vientos y tu piel es una de las primeras partes del cuerpo en sentir los cambios en el ambiente.

Cada estación trae consigo su particularidad y depende de nosotras estar preparadas para vivirlas de la mejor forma, sin que nuestra salud y belleza se vean afectadas.

A continuación te damos algunas recomendaciones de cómo cuidar tu piel durante la época del otoño, para que tu lozanía y frescura nunca se vean afectadas.

1.-Haz una limpieza profunda en cuerpo y rostro: La mejor opción es exfoliar tu piel, eliminando las impurezas y descamaciones dejadas por las altas temperaturas y comienza a darle los cuidados necesarios para esta nueva época del año.

2.-No olvides usar protector solar: Los 365 días del año debemos usarlo, no significa que los rayos solares no continúen ahí asechándonos, especialmente a nuestro rostro. Una buena forma usarlo durante el otoño, es con cremas hidratantes o bases de maquillaje que tengan incorporado un factor de protección solar.

3.-Cuídate del viento: Es normal que al bajar la temperatura y aumentar la brisa, tu piel comience a resecarse e incluso agrietarse, es por esto que no puedes olvidar el aplicar, antes de maquillarte y durante la noche, cremas hidratantes que nutran y regeneren tu piel todos los días.

4.-Cuida tus labios: Al igual que el resto de la piel, son muy sensibles al cambio de temperatura y a los fuertes vientos, por lo que usualmente durante esta temporada suelen resecarse y agrietarse. Recuerda siempre tener en tu bolsa un bálsamo a base de manteca de cacao, vitamina E o simplemente vaselina, para aplicar cualquiera de estos productos cuantas veces sea necesario durante el día. De esta manera los mantendrás protegidos, hidratados y listos para lucir tu color de labial preferido.

5.-Cuida tus manos: En otoño es muy pronto para comenzar a usar guantes para proteger tus manos del frío, así que debes encontrar otra manera de mantenerlas bajo cuidado. Un consejo es aplicar cremas a base de glicerina cuantas veces sea necesario durante el día. Éstas ayudarán a reparar rápidamente el daño que el cambio de temperatura pueda causar sobre ellas y lo mejor es que puedes elegir entre usar una crema neutra o utilizar una crema perfumada. Llévala siempre contigo en tu bolso.

No dejes que tu piel se afecte durante esta temporada. Disfruta el buen tiempo, que aún no está tan frío pero tampoco hace calor agobiante.