CHEESECAKE DE MANGO Y ROMPOPE, LYNCOTT®

Como a nosotros, seguramente te encanta el Cheesecake, es por esto por lo que hoy traemos para ti una receta diferente de este postre que seguramente les encantará a tus seres queridos. Prepara esta deliciosa receta de Cheesecake de mango y rompope, con todo el sabor y nutrición de Lyncott®. Para prepararlo necesitarás:

INGREDIENTES

  • 1 ½ tazas de galletas Marías® molidas
  • 6 cucharadas de mantequilla Lyncott®, derretida
  • 2 sobres de grenetina sin sabor
  • 1 ¼ tazas de rompope
  • 4 tazas de queso cottage Lyncott®
  • 3 yemas de huevo
  • ½ taza de azúcar
  • 1 taza de crema para batir Lyncott®
  • 2 tazas de mango maduro, picado en cubitos o en rebanadas.

PREPARACIÓN

  1. En un bol mediano, mezcla las galletas molidas con la mantequilla. Te debe quedar una masa ligera y humectada.
  2. Engrasa un refractario o molde para pastel desmontable. Puedes forrar con papel encerado para que te sea más fácil desmoldar. Vierte en este molde la masa de galleta y cubre bien la base. Aprieta la base con una cuchara. Refrigera.
  3. En un bol mediano, vierte una taza de rompope y agrega la grenetina. Mezcla hasta disolver completamente y aparta.
  4. Con tu batidora, acrema el queso y aparta.
  5. En un bol de vidrio templado, vierte las yemas de huevo el azúcar y el rompope restante. Mezcla mientras calientas a baño maría hasta incorporar perfectamente los ingredientes. Retira del fuego y agrega la grenetina hidratada en rompope. Mezcla hasta integrar completamente.
  6. Vierte la mezcla de rompope en el bol queso crema y mezcla hasta integrar por completo.
  7. Bate las claras de huevo a punto de turrón, una vez que alcancen este punto, incorpora lentamente a la mezcla anterior con movimientos envolventes. Una vez incorporados, aparta.
  8. Monta la crema para batir y una vez que forme picos, incorpora lentamente a la mezcla de queso crema. Vierte esta mezcla sobre la base de galleta y refrigera por 4 horas.
  9. Decora con los cubitos o rebanadas de mango, si gustas puedes agregar estrellas de crema batida en las orillas. Sirve y disfruta con tus seres queridos.

 

Disfruta con tus seres queridos de este delicioso Cheesecake de mango y rompope con el que seguro compartirán momentos auténticos.

Síguenos en FacebookYouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa crema para batir y productos lácteos auténticamente Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Cheesecakes Miniatura un Delicioso Bocadillo Lyncott®

El día de hoy compartimos contigo un delicioso bocadillo para tus tardes de café: Cheesecakes miniatura, una receta fácil y práctica que te encantará.

INGREDIENTES

  • 150g de galletas de avena o nuez
  • ¼ de taza de mantequilla Lyncott®, derretida
  • 300g de queso crema Neuchâtel Lyncott®
  • ½ taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 ½ cucharadita de harina
  • 185g de crema para batir Lyncott®
  • ½ taza de moras surtidas (pueden ser congeladas)
  • 1 taza de fresas
  • 6g de grenetina sin sabor
  • 12 capacillos para panqués o cupcakes

PREPARACIÓN

  1. Troza las galletas y viértelas en tu procesador de alimentos. Muele hasta obtener una harina gruesa. En caso de que no cuentes con un procesador de alimentos puedes moler las galletas en tu licuadora o poner las galletas en una bolsa resellable, cerrar sacando el aire y moler las galletas con un amasador.
  2. Vierte las galletas en un bol y agrega la mantequilla derretida, mezcla bien, hasta obtener una masa ligera.
  3. Engrasa una bandeja para 12 panqués, acomoda en cada uno un capacillo. En cada capacillo vierte un poco de la masa que preparaste, la cual servirá como base. Presiona un poco con una cucharita para que la base sea firme. Reserva en tu refrigerador mientras haces la siguiente preparación.
  4. En el bol de tu batidora vierte el queso crema, bate a velocidad baja para acremar. Una vez que haya doblado su volumen y tenga una textura suave agrega poco a poco el azúcar sin dejar de batir. Agrega los huevos uno a uno y continúa batiendo hasta integrar por completo.
  5. Agrega el extracto de Vainilla, el jugo de limón y la harina. Bate de nuevo hasta integrar.
  6. Sin dejar de batir, agrega la crema para batir y continúa batiendo hasta tener una crema espesa.
  7. Precalienta tu horno a 160°C
  8. Saca el molde con la base de galleta de tu refrigerador y vierte la mezcla de queso crema en cada capacillo hasta llenar ¾ partes de cada uno, asegurándote de que tengan un nivel parejo. Alisa la superficie de cada uno con una cucharita.
  9. Introduce la bandeja en tu horno y hornea por 15 minutos. Al sacarlos del horno deben tener una textura ligeramente firme y suave. Retira del horno y deja enfriar hasta que alcance temperatura ambiente.
  10. En media taza de agua tibia, disuelve la grenetina. Aparta.
  11. Licúa media taza de fresas, en caso de que estén muy ácidas, agrega una cucharadita de azúcar. Cuela la salsa resultante y mezcla bien con la grenetina.
  12. Corona cada mini Cheesecake con media cucharadita de la salsa de fresa y esparce bien con la cucharita en la superficie. Refrigera por 4 a 6 horas. Decora con frutos rojos y una fresa.

Disfruta con tus seres queridos estos deliciosos mini Cheesecakes y comparte momentos auténticos con ellos.

Síguenos en FacebookYouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso crema Neufchâtel y productos lácteos auténticamente Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Pudín de Mango y Queso Crema Neufchâtel Lyncott®

Pudín de Mango y Queso crema, un postre súper fácil de preparar y delicioso que seguramente te encantará. El queso crema Neufchâtel es ideal para los postres ya que su textura y sabor les dan una perspectiva única a nuestros postres horneados o con fruta, como este. Para preparar esta receta auténtica necesitarás:

Ingredientes

  • Un mango maduro, cortado en cubitos
  • ¼ de taza de brandy
  • 190 gramos de queso crema Neufchâtel Lyncott®
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de azúcar glas
  • Ralladura de un limón eureka o limón amarillo

 

Preparación

  1. Vierte el mango picado en un bol y báñalo con brandy. Deja reposar.
  2. Separa las claras de las yemas y las claras de huevo y aparta.
  3. En el bol de tu batidora, vierte el queso crema y acrema hasta que esponje. Agrega lentamente las yemas de huevo, el extracto de vainilla. Integra.
  4. Agrega el azúcar glas en forma de lluvia y continúa batiendo hasta integrar. Haz lo mismo con la ralladura de limón. Aparta.
  5. Bate las claras de huevo a punto de turrón e incorpora a la mezcla de queso crema y mezcla bien con movimientos envolventes.
  6. Vierte la mezcla de queso en flaneras o recipientes individuales para hornear, cubre cada una con el mango marinado en brandy y hornea a 180°C por 20 minutos.

 

Comparte con tu familia este delicioso pudín de mango y queso crema y disfruta de momentos únicos acompañados de tu sazón y el sabor del queso crema Neufchâtel Lyncott®

 

Síguenos en FacebookYouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso crema Neufchâtel y productos lácteos auténticamente Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

ENSALADA DE LECHUGA, CHAMPIÑÓN Y QUESO CREMA LYNCOTT®

Una deliciosa ensalada llena de sabor que le encantará a tus seres queridos, en la que combinamos el sabor de las verduras con un exquisito aderezo de queso crema Neufchâtel Lyncott®, con el cual logramos realzar tu sazón. Prepárala y consiente a tus seres queridos con su sabor:

INGREDIENTES PARA LA ENSALADA:

-1 cucharada de aceite de oliva

-½ cebolla blanca, finamente picada

-1 diente de ajo, finamente picado

-500g de champiñón rebanado

-2 pimientos morrón rojos en julianas

-1 brócoli mediano, picado

-12 hojas de lechuga orejona, desinfectadas

INGREDIENTES PARA EL ADEREZO

-90g de queso crema Neufchâtel Lyncott®, a temperatura ambiente

-1 cucharada de mayonesa light

– ¼ de taza de leche entera Lyncott®

– ½ cucharadita de consomé de pollo en polvo

-2 cucharadas de eneldo fresco, finamente picado

PREPARACIÓN

Pon una sartén mediana a fuego medio-alto, calienta el aceite de oliva y acitrona la cebolla y el ajo, agrega el brócoli y champiñones y saltea hasta que estén fragantes. Agrega el pimiento morrón y continúa hasta que tenga un color caramelo.

Para preparar el aderezo, en un bol mediano vierte el queso crema, la mayonesa y la leche. Bate hasta tener una mezcla suave. Agrega el consomé de pollo y el eneldo y mezcla hasta integrar completamente los ingredientes.

Para servir, acomoda en cada hoja de lechuga un poco de la mezcla de champiñón, pimiento y brócoli, baña con una cucharadita del aderezo y disfruta con tus seres queridos.

Puedes acompañar con huevo cocido o pechuga asada para agregar una porción de proteína a esta deliciosa ensalada.

Síguenos en FacebookYouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso crema Neufchâtel y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

 

El Cheesecake Estilo New York Perfecto, Lyncott®

Julio es el mes del Cheesecake, por lo que nos traemos para tí nuestra receta del clásico Cheesecake estilo New York para que la compartas con tu familia. ¡Pruébala!

Para preparar el cheesecake necesitarás:

INGREDIENTES PARA LA BASE

  • 100 g de mantequilla Lyncott®
  • 160 g de galletas María, molidas
  • 1 cucharada de azúcar mascabado

INGREDIENTES PARA EL RELLENO

  • 900 g de queso crema Neufchâtel Lyncott®, a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar mascabado
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón amarillo
  • 1 ½ cucharadita de jugo de limón amarillo
  • 3 huevos + 1 yema
  • 284 mL de crema Lyncott®

INGREDIENTES PARA EL TOPPING

  • 142 mL de crema Lyncott®
  • 1 cucharada de azúcar mascabado
  • 2 cucharaditas de jugo de limón amarillo

PREPARACIÓN

Coloca la rejilla de tu horno justamente a la mitad y precalienta a 180° C

2.  Cubre una bandeja para hornear circular de 23 cm con papel para hornear, dejando que sobresalga un poco de papel por las orillas.

3. En una sartén mediana, derrite 85 g de mantequilla. Agrega las galletas y una cucharada de azúcar. Integra hasta que la mezcla tenga una textura ligeramente húmeda.

4. Vierte la mezcla en el molde y presiona con una cuchara. Hornea por 10 minutos. Después deja enfriar en lo que preparas el relleno.

5. Aumenta la temperatura del horno a 220° C

6. Vierte el queso crema en un bol mediano y bate en tu batidora a velocidad media, hasta obtener una consistencia cremosa. Por 2 minutos aproximadamente.

7. Coloca tu batidora a velocidad baja y gradualmente añade 250 g de azúcar, después vierte la harina y una pizca de sal. Deteniendo la batidora para bajar la mezcla que se encuentre en las orillas.

8. Añade la vainilla, ralladura de limón y 1 ½ cucharadita de jugo de limón; una vez integrados, añade los huevos y la yema. Deteniendo un par de veces para bajar la mezcla de las orillas.

9. Agrega la crema lentamente y bate hasta que se integre completamente y tengas una mezcla suave, ligera y esponjosa.

10. Engrasa las orillas de la base para pastel con mantequilla derretida y vierte la mezcla de queso, procurando que la superficie quede tersa. Si se hace alguna burbuja, deshazla con un cuchillo. Hornea por 10 minutos.

11. Reduce la temperatura a 110° C y hornea por 45 minutos.

12. Apaga el horno, ahora dependiendo como desees que quede tu Cheesecake sigue el siguiente paso: si deseas una textura cremosa y suave, abre la puerta del horno y deja reposar en el horno por 2 horas. Si deseas una textura más seca, mantén la puerta cerrada.

13. Mezcla la crema Lyncott 1 cucharada de azúcar y 2 cucharaditas de jugo de limón para cubrir el Cheesecake. Cubre el Cheesecake. Tapa con papel aluminio y refrigera por 8 horas, o una noche.

Desmolda y sirve para disfrutar con tu familia.

Síguenos en Facebook, YouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso parmesano y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Parfait- Cheesecake de Fresa con Sabor Lyncott®

La unión perfecta entre dos grandes favoritos de los postres, el parfait de frutas y el cheesecake de fresa. Un delicioso postre que puedes preparar fácilmente, el cual es ideal para tus reuniones, o ¿por qué no? Para consentir a tu familia cualquier día de la semana. La mejor parte, este parfait es ligero y delicioso.

El ingrediente secreto de esta receta es el Queso Crema Neufchâtel, ya que añade mucha textura y un sabor especial. Este ingrediente, de la mano de tu sazón, hará de este postre un gran favorito en tu mesa con poca azúcar y elaborado con ingredientes nutritivos y naturales.

INGREDIENTES

  • 60g de queso brie a temperatura ambiente
  • 100g de Queso Crema Reducido en Grasa Lyncott® a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de jugo de limón amarillo
  • 2 tazas de fresa perfectamente desinfectadas y rebanadas
  • ½ taza de almendras (puedes utilizar almendras caramelizadas) picadas
  • Miel (este ingrediente es opcional, para decorar)

PREPARACIÓN

  1. Remueve la costra del queso brie y ponlo en un bol mediano, no la vamos a utilizar.
  2. Añade el queso crema reducido en grasa Lyncott®, las cucharadas de azúcar y el jugo de limón amarillo. Bate con una batidora eléctrica a velocidad media hasta que quede una mezcla completamente homogénea y suave.
  3. Divide la mitad de las fresas en cuatro vasos para parfait o copas para agua, cubre con la mitad de la mezcla de queso. Espolvorea la mitad de las almendras. Repite este paso una vez más para crear una segunda capa de cada ingrediente.
  4. Decora con un poco de miel y disfruta.

Síguenos en Facebook, donde encontrarás muchas más recetas como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa Queso Crema Neufchâtel o Reducido en Grasa y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Chayotes Rellenos con Queso Crema Neufchatel Lyncott®

El queso crema Neufchâtel añade gran textura y sabor a este delicioso platillo, haciendo de esta receta saludable una deliciosa opción de plato fuerte para tus comidas, rica en hierro y vitamina C.

INGREDIENTES: (8 Porciones)
4 chayotes medianos
2 cucharadas de mantequilla Lyncott®
½ cebolla finamente picada
1 diente de ajo finamente picado
½ taza de crema entera Lyncott ®
½ paquete (115 g) queso crema Neufchâtel Lyncott ® a temperatura ambiente
8 rebanadas delgadas de jamón de york
200 g de queso manchego Lyncott ® rallado
Sal y pimienta al gusto
8 cucharaditas de pan molido (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Precalienta el horno a 200°C
  2. Pon a cocer los chayotes en agua hirviendo con un poco de sal hasta que estén suaves. Esto tomará aproximadamente 30 minutos. Retira de la olla y colócalos en un recipiente con agua fría y hielo para detener la cocción.
  3. Corta los chayotes a lo largo y por la mitad. Sacar la pulpa del centro, descartando las semillas y reserva.
  4. En un sartén a fuego medio, derrite la mantequilla y pon a acitronar cebolla, ajo y pulpa de chayote. Incorporar la crema entera y el queso crema Neufchâtel Lyncott, revuelve hasta integrar por completo.
  5. Corta el jamón en cuadritos y agrégalo a la mezcla de queso crema. Salpimentar al gusto.
  6. Rellena los chayotes con la mezcla y espolvorear con queso manchego y una cucharadita de pan molido, recuerda que el pan molido es opcional.
  7. Hornea a 200°C durante 10 a 15 min aproximadamente, o hasta que el queso se haya derretido. Servir.

Disfruta de este delicioso platillo, con la consistencia y el sabor del queso crema Neufchâtel Lyncott ® y recuerda seguirnos en Facebook para encontrar más recetas saludables que deleitarán a los paladares más exigentes.

Recuerda que en Lyncott encontrarás productos lácteos de calidad, con los que tus platillos se convertirán en verdaderas obras de arte.