|   04 mayo , 2014  |   Por: Lyncott Regresar al blog

Productos naturales para hidratar la piel más eficientes.

Las mujeres siempre estamos tratando de encontrar los mejores productos para tener una piel sana, para ello evitamos aquellas lociones que contengan alcohol y otros sustancias en su elaboración.

Hoy en día lo natural ha desplazado a lo artificial y a gran velocidad ha ganando seguidores. Ello nos ha ayudado a satisfacer necesidades… Pero ¿cuáles son los productos naturales para hidratar la piel más eficientes?

Manteca de karité: Es un producto 100% natural que proviene de la semilla del árbol de karité. Es un hidratante natural y previene, entre otras cosas, el envejecimiento de la piel. Además, es muy eficiente en la regeneración de la piel con un alto contenido de vitaminas A y E.

Phytessence Wakame: Es un alga marina proveniente de Japón. Ahora sabemos por qué los japoneses son reconocidos en el mundo por tener la mejor piel hasta en una edad madura. Aunque se come, puede ser encontrado como componente en algunas cremas faciales.

Aceite de jojoba: Es uno de los humectantes naturales para la piel más eficientes. Proviene de la semilla de la jojoba y puede ser utilizado en la elaboración de shampoo, ya que contiene grandes beneficios para el cabello.

Manteca de copoazú: Posee gran capacidad para la absorción del agua y es utilizada en diferentes productos como lociones y cremas para hidratar la piel. Es obtenido del árbol del copoazú (familia del cacao). También se utiliza para la elaboración de mascarillas corporales.

¡Imposible elegir uno! Del coco, el sésamo y la macadamia también se elaboran aceites que son excelentes productos naturales. Cuando lo utilices en tu piel asegúrate de realizarte masajes relajantes; eso ayudará a una mejor hidratación.

Estos son los 5 productos naturales para hidratar la piel más eficientes pero aquí hemos seleccionado para ti algunos consejos para una hidratación más efectiva.

Consejos para hidratar la piel

1 Recuerda tomar al menos cuatro vasos de agua en el día y evita el consumo de bebidas alcohólicas y café, mientras que disminuyes los refrescos.

2 Procura bañarte con agua tibia. El agua caliente le quita hidratantes a tu piel mientras que después de una ducha fría la piel es menos receptiva a la hidratación.

3 No utilices exfoliantes muy fuertes.

4 Evita cremas, lociones, jabones faciales, cosméticos o maquillaje que contengan alcohol en su elaboración.

5 Come bien. Ten una dieta sana y compleméntala con vitamina E.