Lasaña de Pollo, Espinaca y Alcachofa con Queso Manchego Lyncott®

Una deliciosa receta que es perfecta para una reunión, cena con los amigos o para compartir con la familia, en la que el queso manchego Lyncott® le añade un sabor único a la Lasaña, uno de los platillos favoritos de la cocina italiana.

INGREDIENTES

  • 1 paquete de 500g de pasta para Lasaña
  • 3 cucharaditas de mantequilla Lyncott®
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 tazas de leche Lyncott®
  • 1 taza de queso parmesano Lyncott® rallado
  • 2 tazas de pollo rostizado desmenuzado
  • 300g de espinaca picada
  • 1 lata de corazones de alcachofa (desecha el líquido y pica los corazones de alcachofa).
  • 500g de queso ricota
  • 4 tazas de queso manchego Lyncott® rallado
  • Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

  1. Precalienta el horno a 175° C.
  2. Cocina la pasta de lasaña en una olla con agua salada de acuerdo a las indicaciones del empaque, hasta que esté al dente. Drena el agua y pon la pasta en una bandeja para hornear hasta que se enfríe.
  3. En una sartén grande derrite la mantequilla Lyncott® a fuego medio, añade el ajo y cocina hasta que esté fragante –por un minuto aproximadamente. Añade la harina y cocina por un minuto más, moviendo la mezcla lentamente.
  4. Vierte las tres tazas de leche Lyncott® y salpimenta al gusto. Déjalo hervir y espesar de 2 a 4 minutos.
  5. Añade la taza de queso parmesano Lyncott® y mezcla lentamente hasta que tenga una consistencia cremosa.
  6. Añade el pollo, las espinacas y los corazones de alcachofa y mezcla lentamente hasta que estén completamente incorporadas.
  7. Arma la lasaña en un refractario para hornear. Acomoda una cama de láminas de pasta, pon una capa delgada de la mezcla de pollo y espinaca, cubre con otra capa de pasta, cubre esta capa con una capa de queso ricota, otra capa de la mezcla de pollo y espinaca, espolvorea con el queso manchego Lyncott® rallado. Repite este proceso hasta que queden tres capas en total. Pon un poco más de queso manchego rallado sobre la última capa.
  8. Cubre con papel aluminio y hornea por 35 minutos. Remueve el papel aluminio y hornea por 10 minutos más.
  9. Deja enfriar por 15 minutos antes de servir.

Síguenos en Facebook, donde encontrarás muchas más recetas como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa Queso Manchego y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Crema de Poro y Queso Manchego Lyncott®

Llena tu mesa de sabor con nuestra crema de poro y queso manchego, una receta llena de sabor, saludable y , sobre todo, tan fácil de preparar que la tendrás lista en solo unos momentos.

Ingredientes

  • 2 tazas de queso manchego Lyncott®, rallado
  • 1 taza de leche evaporada
  • 2 tazas de caldo vegetal
  • 1 poro
  • 3 cucharadas de mantequilla Lyncott®
  • 1 cucharadita de sal de ajo
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • 4 rebanadas de pan de centeno

Preparación

  1. Rebana la parte blanca del poro en rebanadas de ½ cm de ancho.
  2. Pon tu sartén a fuego medio y agrega una cucharada de mantequilla, una vez que esté derretida agrega el poro. Saltea por dos minutos y agrega la sal de ajo, mezcla bien y retira del fuego.
  3. Vierte el poro salteado en tu licuadora y agrega una taza de caldo vegetal. Licúa hasta integrar completamente.
  4. Vierte en una olla mediana, agrega la taza de caldo vegetal restante y las dos tazas de queso manchego, mezcla bien. Agrega la leche evaporada y mezcla con movimientos envolventes hasta que el queso esté completamente disuelto. Condimenta con sal y pimienta blanca. Cuece hasta que suelte hervor.
  5. Pon un sartén a fuego medio-alto y vierte en ella una cucharada de mantequilla. Una vez derretida, agrega las rebanadas de pan de centeno y dora por ambos lados.

Sirve un cucharón de la crema de poro y queso manchego en cada plato, pon una rebanada de pan de centeno y espolvorea un poco de queso manchego o queso parmesando Lyncott® rallado si prefieres un poco más de sabor para compartir con tus seres queridos.

Síguenos en FacebookYouTube e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa queso crema Neufchâtel y productos lácteos auténticamente Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Dauphinoise de Queso Manchego y Tocino

Lleva la cocina francesa a tu mesa con esta deliciosa receta gratinada con queso manchego Lyncott®, con la cual podrás consentir a tus seres queridos.

INGREDIENTES

100 g de Mantequilla Lyncott®

500 mL de Leche entera Lyncott®

300 mL de Crema para Batir Lyncott®

2 Dientes de Ajo, Molidos

1 Cucharadita de Aceite Vegetal

200 g de Tocino en Rebanadas Gruesas, cortado en cuadritos

900 g de Papa en rebanadas delgadas

50 g de Queso Cheddar, rallado

50 g de Queso Parmesano Lyncott®, rallado

50 g de Queso Manchego Lyncott®, en cubitos pequeños

PREPARACIÓN

  1. Precalienta el horno a 160° C
  2. Engrasa una bandeja para hornear de aproximadamente 20 X 30 cm. con mantequilla.
  3. En una sartén grande, vierte la leche entera y la crema para batir. Añade el ajo e incorpora, vierte las papas y cocina hasta que suelte hervor. Remueve del fuego y deja enfriar, lo que permitirá que los sabores de la crema y el ajo infusionen completamente las papas.
  4. En una sartén vierte un poco de aceite vegetal. Calienta a fuego medio y sofríe el tocino por 10 minutos aproximadamente o hasta que esté dorado por fuera pero suave.
  5. Con una espátula o espumadera acomoda las papas en la bandeja, hasta cubrir completamente la superficie de la bandeja. Baña con un poco de la crema en la que cociste las papas, un poco de queso cheddar, parmesano y algunos cubitos de queso manchego. Espolvorea un poco de tocino y repite el proceso hasta que hayas utilizado todas las papas. Vierte la crema restante y cubre con queso, reservando un poco de tocino para más adelante.
  6. Cubre con papel aluminio y hornea por 1 hora.
  7. Remueve el papel aluminio y vuelve a hornear por 30 minutos, hasta que las papas estén completamente cocidas. Para saberlo puedes introducir un palillo o cuchillo, debe de penetrar suavemente.
  8. Vierte el tocino restante sobre las papas y hornea por 5 minutos más. Puedes agregar un poco más de queso manchego para gratinar. Sirve y disfruta con tu familia.

Síguenos en Facebook e Instagram donde encontrarás muchas más recetas saludables y fáciles de preparar, como esta y recuerda que en Lyncott® llevamos a tu mesa Queso Manchego y productos lácteos de calidad Premium, elaborados con 100% leche de vaca.

Bolitas de Queso Manchego Lyncott®Rellenas de Aceituna

BOLITAS DE QUESO RELLENAS DE ACEITUNA

Estás listo para poyar a tu selección. Invitaste a la familia y amigos, te preparaste para no ser molestado en los próximos 90 minutos de euforia, llevas el jersey puesto y ¿Las mismas botanas de siempre? Prueba algo nuevo y sorprende a tus invitados con una receta fácil que deleitará hasta al más exigente con el sabor del queso manchego Lyncott.

Disfruta con los tuyos de los partidos de la selección con estas Bolitas de Queso Rellenas de Aceituna.

INGREDIENTES: (24 Porciones)

  • 24 aceitunas verdes rellenas de pimiento (enteras)
  • 1 taza (250g) de queso manchego Lyncott® (rallado)
  • 4 cucharadas (60g) de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • ½ taza de harina de trigo
  • 2 cucharadas de agua
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimentón dulce (paprika) en polvo

PREPARACIÓN:

  1. Precalienta el horno a 200° C
  2. Escurre el líquido de las aceitunas y sécalas con una toalla de papel. Mantenlas en un lugar fresco.
  3. Mezcla y amasa el queso manchego Lyncott rallado con la mantequilla. Agrega poco a poco los siguientes ingredientes: harina, agua, sal y paprika. Asegúrate de incorporarlos bien.
  4. Con la ayuda de una cuchara o con la base de un vaso, aplana la masa y recórtala en forma circular, tiene que ser lo suficientemente grande para envolver una aceituna.
  5. Envuelve cada aceituna y colócalas en una charola para hornear sin engrasar. Hornea a 200° C durante 15 a 20 minutos, o hasta que queden doradas.

¡Disfrútalas calientes!

NOTA: Puedes preparar esta receta un día anterior, refrigerar y volver a calentar en el horno.

Recuerda que en Lyncott nos preocupamos por llevar a tu mesa productos de calidad, dignos de tu mesa. Busca nuestros quesos frescos y quesos maduros y descubre un sabor y textura únicos.

Encuentra más recetas fáciles como esta, semana a semana, y consiente a tu familia con el sabor y  calidad de nuestros productos lácteos.